1-01 Los dardos de fuego

Dardo: arma arrojadiza, semejante a una lanza pequeña y delgada.

En la antiguedad, esta arma se utilizaba con fuego para atacar al contrincante, desorientarlo y quemar sus posesiones. Tambien teni­a el proposito de producir temor y desviar a los soldados de su ruta.

Galatas 6:16: Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podais apagar todos los dardos de fuego del maligno. Este versi­culo bi­blico nos advierte que nuestro adversario espiritual esta constantemente lanzando dardos de fuego contra nuestra mente en forma de pensamientos.

Esos pensamientos tienen el proposito de desorientarnos, producir temor en nosotros y sacarnos del camino correcto. Si esos pensamientos se acumulan van a llevar mucho fuego a nuestra mente. Las tentaciones son dardos de fuego que el enemigo espiritual envi­a a nuestra mente para hacernos caer en trampas que van a producir dolor y daño a nuestra vida.

Nuestro enemigo conoce nuestras areas mas debiles y siempre va a lanzar dardos a esas areas de nuestra vida. Si tenemos debilidad por el chisme, va a lanzar andanadas de dardos llenos de chisme para contaminar nuestra mente. Si tenemos debilidad por la pornografi­a, drogas, licor o cualquier otra adiccion, el enemigo va a lanzar andanadas de dardos llenos de fuego para encender nuestra mente en esas areas de nuestra vida.

Las circunstancias emocionales difi­ciles que hemos vivido dejan areas vulnerables en nuestra vida susceptibles al ataque del enemigo. Por ejemplo, si sufrimos mucho maltrato y abuso, especialmente en la infancia, los dardos del enemigo se van a concentrar en destruir nuestra autoestima.

Los matrimonios son uno de los objetivos mas codiciados por el enemigo para atacar con dardos de fuego, porque el sabe que si logra destruir un matrimonio, va a producir mucho daño a una familia y a la sociedad. Por esa razon es bastante frecuente que el enemigo use debilidades humanas normales para atacar la mente del conyuge poniendo dardos de fuego en contra de su pareja, para desanimarle y debilitar la relacion.

Por ejemplo si uno de los conyuges es un poco lento, el enemigo va a poner pensamientos en el otro conyuge para que piense que esa actitud nunca va a cambiar, que esa actitud trae muchos problemas a su relacion. Igualmente si uno de los conyuges es hiperactivo, el otro va a recibir pensamientos para ponerlos en contra y generar desesperanza, desanimo y procurar conflictos entre los esposos.

Vamos a ser atacados constantemente por dardos de fuego con temor, duda, depresion, culpabilidad, temor a enfermedades, pobreza, desanimo y todo tipo de pensamiento que nos robe la paz. El Escudo de la FE es nuestra defensa contra esos dardos envenenados.

Nuestra FE en las promesas de Dios es nuestro mas alto nivel de defensa que nos enseña la Palabra de Dios. En nuestra obediencia a su Palabra, esta el poder de la FE que nos permitira superar todos los dardos de fuego.

Amemos a nuestra pareja con ese amor incondicional que nos enseña la Palabra de Dios, tengamos esa actitud de humildad mansedumbre y paciencia que tambien hubo en Cristo Jesus, puestos nuestros ojos en las promesas de Dios. Y si las promesas se tardan, nunca cambies tu actitud de honrar a Dios con tu obediencia, porque si no dudas, a su tiempo cosecharas el fruto de tu FE.

¡Tu Matrimonio y tu Familia es el Tesoro mas valioso que Dios te ha dado. Cui­dalo!

2015-12-08T20:59:16+00:00