1-05 ¡No me exijas mas!

Estamos hablando de esa actitud demandante que lastima y ofende.

Ese tipo de actitud es la que reclama, se queja y demanda constantemente contra su pareja. Es ese comportamiento toxico que genera presion excesiva en una relacion y la puede llevar al colapso por la intensidad de la presion. Esta actitud va frecuentemente acompañada de griteri­a y muchas veces de enojo.

La actitud exigente consigo mismo y con balance es buena y frecuentemente necesaria para obtener resultados exitosos en la vida. Pero la actitud exigente a los demas, generalmente no da buenos resultados. La razon es que la persona que exige lo hace frecuentemente de una manera agresiva.

Una actitud exigente y demandante es un modelo de comunicacion negativa que va a provocar rebeldi­a en la persona que recibe la presion, debido a que el sentimiento que percibe es de rechazo. Esa rebeldi­a puede ser pasiva o activa dependiendo del temperamento de la persona.

Hay momentos y circunstancias en la vida en las que nos vemos en la necesidad de confrontar o llamar la atencion de nuestra pareja o un miembro de la familia. La manera correcta de hacerlo es con palabras sencillas, directas y amorosas a la vez. Es necesario usar argumentos solidos en vez de exigencias emocionales.

Muchas veces las personas con actitud exigente y demandante vienen con un sistema de creencias que aprendio ese modelaje de sus padres o adultos que influenciaron su vida. Estas personas necesitan someterse a un proceso de sanidad interior para poder cambiar esa actitud.

Efesios 4:31-32 Qui­tense de vosotros toda amargura, enojo, ira, griteri­a y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonandoos unos a otros, como Dios tambien os perdono a vosotros en Cristo.
La instruccion de Dios es que tomemos la decision de quitarnos todo sentimiento de amargura, de enojo, ira, griteri­a y palabras negativas. Si EL nos lo manda es porque lo podemos hacer. Pero ademas nos dice que seamos benignos y misericordiosos unos a otros y eso incluye la manera como nos comunicamos.

La experiencia demuestra que una actitud exigente con otras personas produce desconexion de la relacion y deseo de separacion. Muchos hombres no quieren llegar a casa, porque saben que se van a encontrar una esposa demandante.

Muchas mujeres no quieren que su esposo llegue a la casa porque desde que llega es exigiendo y demandando, lo cual las hace sentir desanimadas. Nada de lo que hagan pareciera agradar a su esposo y les hacer sentir rechazadas o incapaces.

Si tu has sido una persona demasiado exigente y has lastimado a tu pareja, o a algun miembro de tu familia, comienza por pedirle perdon a Dios, luego preparate en oracion y pi­dele perdon a esa persona y toma la decision de renunciar a toda actitud exigente y aprender a comunicar sentimientos y emociones sin presionar ni provocar malestar a otros.

Y si alguien te ha tratado con esa actitud exigente y demandante y te ha hecho sentir mal, perdonale y bendi­cele. Trata de hablar con esa persona y expresarle tus sentimientos para procurar una actitud de comunicacion diferente que no desconecte la relacion.

2015-12-08T20:53:49+00:00