1-08 No soy Hipocrita

Hipocresi­a es: fingir sentimientos que contradicen lo que verdaderamente se siente o piensa.

Esta es una gran confusion para muchas personas, que piensan que solo pueden hacer lo que sientan que quieren hacer. Por ejemplo en el matrimonio, muchos hombres dicen: yo no voy a llevarle flores a mi esposa, porque ser­a una hipocresi­a; no le voy a escribir mentiras en una carta.   yo seria muchas cosas, pero hipocrita no soy.

La verdad es que esta es una actitud de las mas egoi­stas que puede existir, ya que estan enfocados solamente en si­ mismos y no ven ni sienten las necesidades de otras personas. El egoi­smo destruye matrimonios, ya que nos hace insensibles o poco sensibles a las necesidades y deseos de nuestro conyuge y pone enfasis en nuestros deseos, nuestras necesidades y nuestros gustos.

La responsabilidad mas importante que debemos cumplir los seres humanos es: Amar a nuestro projimo, comenzando por nuestra pareja y nuestros hijos. Entonces vamos a hacer lo que tengamos que hacer, no por hipocresi­a, sino por obediencia.

Si ponemos atencion, nos daremos cuenta que muy probablemente nuestra pareja hace cosas que realmente no siente ni desea hacer, pero las hace, pensando en nuestro bienestar.

La regla de oro: Hacer con los demas como te gustari­a que hicieran contigo  Mateo 7:12

Esta regla de relaciones humanas nos habla de tratar a los demas como nos gustari­a que nos trataran a nosotros en cualquier situacion. Nos habla de amar a otros como nos gustari­a a nosotros

Amar es: decidir obedecer a Dios encargandonos del bienestar y la felicidad de las personas a nuestro alrededor, comenzando con nuestra pareja y nuestros hijos. Significa dedicarles tiempo de calidad, atender sus necesidades, tratarles con ternura, humildad, mansedumbre y paciencia.

Esto es probablemente muy difi­cil para algunas personas, pero el decidir hacerlo es una muestra de madureza en amor, que a su vez traera mucha paz y grandes bendiciones a quien lo hace.

Todo lo que el hombre sembrare eso tambien se secogera. Galatas 6:7  Si sembramos en nuestra pareja cariño, atencion, respeto, amor, buena voluntad, consideracion, apoyo, etc.; vamos a recibir lo mismo y mas. Esta es una ley establecida por Dios y funciona en todos los abitos de la vida.

Si hoy te reconoces que has actuado ego­stamente, y no has hecho nada o muy poco por el bienestar de tu pareja, pi­dele perdon a Dios primero por tu actitud incorrecta; renuncia a esa actitud para siempre y luego habla con tu pareja y pi­dele perdon por haber sido egoi­sta. 

Luego toma la decision de obedecer a Dios y decidir amar y servir a las personas a tu alrededor, pensando mas en el beneficio de ellas, que en el tuyo propio. Esta actitud te llevara a otro nivel en tu madurez como hijo de Dios y disfrutaras mucho mas de las cosas buenas de la vida.

Recuerda que el mejor anti­doto contra el egoi­smo: es el amor

 

2015-12-08T20:49:40+00:00