Un desafio es un reto, una actividad difi­cil a la que tenemos que enfrentarnos. El desafio mas grande de la humanidad es la administracion de nuestro libre albedr­o. Tenemos que enfrentar la realidad de que somos responsables por nuestro propio destino.

Genesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza! ¡Que domine en toda la tierra. Fuimos creados por Dios con una caracteri­stica muy especial: El nos creo a su imagen y semejanza y nos dio la capacidad de gobernar en la tierra y la libertad de vivir: a la manera de EL o a la manera de nosotros mismos. El ser humano escoge, lo que quiera.  Es nuestra responsabilidad la manera como escogemos vivir.

Muchas personas se preguntan: ¿Donde esta Dios que permite que haya tanto sufrimiento en el mundo? ¿Donde esta Dios que permite que haya niños desamparados, que haya hambre, que haya enfermedades? Donde esta Dios que permite tanta maldad en el mundo y no hace nada?

El dolor, el sufrimiento, las enfermedades y toda clase de males que hay en la humanidad, son consecuencia de las malas decisiones de los seres humanos. Gran parte de la humanidad decidio usar su libre albeldri­o para escoger el egoi­smo, el orgullo, el placer para si­ misma, sin importar las necesidades y derechos de otros.

Y Dios si hizo lo que EL puede hacer. Por el diseño de la Creacion, EL no puede intervenir en las decisiones humanas, entonces envia a su hijo primogenito: Jesucristo, para que por medio de EL, el ser humano tuviera la posibilidad de cambiar su manera de vivir.

2   Corintios 5:17   De modo que si alguno esta en Cristo, ya es una nueva creacion; atras ha quedado lo viejo: ¡ahora ya todo es nuevo!

La esencia de la voluntad de Dios y la que Jesucristo nos modelo es la vida de amor. Vivir a la manera de Dios es vivir para amar. Vivir a nuestra manera es la manifestacion del egoi­smo, del orgullo, del materialismo, del engaño y la mentira. Vivir a nuestra manera = Rebelion = Rechazo a la autoridad de Dios.

Vivir a la manera de Dios en el Matrimonio es amarnos, aceptarnos, respetarnos, perdonarnos muchas veces, procurar el bienestar del otro antes que el propio, es darlo todo, creerlo todo y soportarlo todo.                        (1 Corintios 13:4-7)

Vivir a la manera humana es todo lo contrario: no perdonar, criticar, irrespetar, lastimar, pensar primero en si­ mismo, no dar nada, no creer nada, y no aguantar nada. La violencia domastica es rebelion contra Dios.

Entonces el gran desafi­o de la humanidad es: ¿vamos a vivir a la manera de Dios o vamos a vivir a la manera humana? ¿Vamos a vivir para Amar o vamos a vivir egoi­sta y orgullosamente? ¡Cada quien decide!

Si decidimos vivir a la manera de Dios, tenemos que entregar nuestra vida total y absolutamente al Señor Jesucristo, para obedecer las instrucciones de Dios. Todo cambia en el momento que decidimos aceptar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, porque recibimos la capacidad de obedecer a Dios. Si no lo has hecho antes, toma la decision mas importante de tu vida hoy: ora y entrega tu vida al Señor Jesucristo.

El Amor es una semilla, que cuando se siembra, da fruto y en abundancia. Siembra Amor en tu esposa (o) y en tus hijos y en las personas a tu alrededor. Y recibiras fruto de Amor en abundancia. ¡Es una Ley natural!

Recuerda que tu Matrimonio y tu familia es el Tesoro mas valioso que Dios te ha dado. Cui­dalo!
© 2017 Libres para Amar | Digital Land - Desarrollo y Posicionamiento Web.
Follow us: