1-16 ¡EL RESULTADO DE TU SIEMBRA!

Sembrar es dar motivo, causa o principio a una cosa

Lo que tienes y lo que eres hoy, es producto de tu siembra del ayer. Los frutos y logros de hoy, responden a tu siembra en el pasado. Si se siembra buena semilla, se obtendrán buenos frutos, pero si se siembra poco, o mala semilla, se cosechará poco o de mala calidad. Porque la calidad de la semilla, determina la calidad de la cosecha.

El acto de sembrar requiere de varios elementos fundamentales. La calidad de la semilla, la calidad del terreno, la cantidad de semilla y el cuidado que se le dé al proceso. Este principio de la siembra y la cosecha funciona totalmente en el Matrimonio. Si en el pasado no sembramos, o no sembramos bien en nuestra pareja; entonces hoy no podemos recoger mucho fruto, ni bueno.

Galatas 6:7 y 8. No se dejen engañar: nadie puede burlarse de la justicia de Dios. Siempre se cosecha lo que se siembra. Los que viven solo para satisfacer los deseos de su propia naturaleza pecaminosa cosecharán, de esa naturaleza, destrucción y muerte; pero los que viven para agradar al Espíritu, del Espíritu, cosecharán vida eterna.

Si hemos sembrado en nuestro Matrimonio, egoísmo, orgullo, des-atención, maltrato y cosas por el estilo, que son claras obras de la carne, entonces cosecharemos obras de la carne.

En el matrimonio, la calidad del terreno es tu pareja, y debes considerarla buena tierra. La semilla, son tus obras de amor, perdón, sacrificio, cuidado, atención, tolerancia, respeto, etc. La cantidad de semilla, es la frecuencia con la que siembras esas semillas en tu pareja. Y el cuidado del proceso, es la constancia.

Sembrar bien, requiere esfuerzo e inversión, pero cuando se obtiene el fruto, se va a disfrutar al máximo.

2 Corintios 9:6 Recuerden lo siguiente: un agricultor que siembra solo unas cuantas semillas obtendrá una cosecha pequeña. Pero el que siembra abundantemente obtendrá una cosecha abundante.

Lo que siembres hoy lo vas a cosechar mañana. Si hasta ahora, no habías sembrado muy bien, puedes comenzar a sembrar bien hoy. Pídele perdón a tu pareja por no haber sembrado correcta y suficientemente; y comienza a sembrar la mejor semilla y en abundancia. Y se constante!

Varones, siembren romance frecuentemente en sus esposas; esa es semilla de alta calidad para ellas. Siembra atención para escucharla, apoyarla, servirla, hacerla sentir importante en tu vida, orar con ella.

Mujeres, siembren mucho respeto, cariño, suavidad, como ayudas idóneas y mujeres sabias. Esa es semilla de alta calidad. No reclames ni te quejes mucho. Simplemente da tus sugerencias con suavidad y ora para que tu esposo las reciba, pero nunca trates de imponerlas.

Si quieres aprender más para obtener un Matrimonio saludable, escríbenos y te ayudaremos a lograrlo.  familia@libresparaamar.org

 Tú matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. ¡Cuídalo!

QUE DIOS BENDIGA TU MATRIMONIO Y TU FAMILIA.

2018-04-27T08:32:49+00:00

Dejar un comentario