1-20 ¿POR LA VIA FACIL O POR LA VALIENTE?

Todos los seres humanos tenemos la posibilidad de obtener éxito en la vida, entendiendo éxito como la realización de aquello para lo que fuimos diseñados. Si alcanzo la meta del propósito de mi vida, seré exitoso.

Muchas personas miden el éxito solamente por la acumulación de bienes materiales y la capacidad de disfrutar de placeres en la vida. Pero la verdad es que aunque logren esas cosas no se sienten verdaderamente  realizados.

Obtener el éxito en la vida es necesariamente un proceso en el que tienen que combinarse muchos elementos. Lamentablemente la mayoría de las personas tienden a preferir la vía fácil para obtener su éxito en la vida; no obstante casi siempre terminan en una vía dolorosa y no alcanzan la meta de su propósito en la vida.

El proceso para obtener el éxito integral en la vida requiere de esfuerzo, valentía, trabajo y una mentalidad muy positiva. Es imposible alcanzar el éxito por la vía fácil. Muchos cristianos mal interpretan la Biblia y creen que Dios los va a bendecir sin esforzarse y que van a alcanzar el éxito sin pasar por el debido proceso.

Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas. (Josue 1:8-9)

Dios manda al ser humano a esforzarse, primero en tener una vida espiritual saludable, y segundo a trabajar valientemente y sin desmayar. Entonces viene la promesa de que El estará con nosotros dondequiera que vayamos o estemos.

El primer nivel de éxito humano es alcanzar la vida eterna. Y la plataforma para lograr ese éxito tiene que ver con la obediencia a la palabra de Dios, sobre todo al mandato de amar al cónyuge y a la familia. No hay ninguna otra relación humana, ni ninguna circunstancia más difícil que vivir el amor en la Familia.

Para tener una familia exitosa, tenemos que tener un matrimonio exitoso. Y para obtener un matrimonio exitoso, tenemos que aprender cómo funciona esta relación tan particular y especial. Para obtener el Éxito, así como cualquier otra disciplina, tenemos que prepararnos muy bien y esforzarnos para lograrlo.

La gran bendición es que cuando obtenemos un Matrimonio Saludable, se abren las puertas de la prosperidad y el éxito en todas las demás áreas de la vida humana. Conoce los principios de vida que te permitirán obtener un matrimonio exitoso, esfuérzate y se valiente para ponerlos en práctica.

Si tu Matrimonio está en una situación delicada o herida, no te rindas. Busca ayuda con tu Pastor primero. Si necesitas un consejo específico escríbenos a: matrimonios@libresparaamar.org. Si se puede restaurar y sanar un matrimonio. Tenemos Mentores Certificados del Seminario Libres para Amar cerca de tu casa.Escríbenos.

Éxito, sacrificando a la familia, NO es éxito.

Tú matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. ¡Cuídalo!

QUE DIOS BENDIGA TU MATRIMONIO Y TU FAMILIA.
2018-04-27T09:02:43+00:00

Dejar un comentario